PreguntePregunte por correo electrónicoPregunte por chat

Consulta

Ustedes los bibliotecarios recomiendan limpiar los estantes donde se depositan los libros con un paño seco, e incluso creo que recomiendan un paño atrapapolvo y como máximo un poco humedecido. Todo esto es muy lógico, para evitar el contacto de los libros con sustancias químicas pero yo es que tengo una preocupación. Si yo manipulo mucho las estanterias, para hacer consultas de forma asidua, ¿es suficiente esta limpieza del paño para conservar los libros de contacto por ejemplo con la grasa de los dedos?. He de decir que las estanterias de las que dispongo ni siquiera están manchadas es que yo soy muy obsesivo. Perdonen si la consulta es enrevesada pero creo que si alguien sabe de esto son ustedes. Muchas gracias 24/07/2017

Para una correcta limpieza lo adecuado sería seguir el siguiente procedimiento:

Para las estanterías:
Cómo limpiar las estanterías
1. Las estanterías se pueden limpiar con un trapo húmedo, cuidando siempre de secar bien los estantes antes de volver a colocar los libros.
2. Optar por estanterías metálicas y realizar las desinfecciones periódicas previstas en un plan de limpieza integral.
3. Las estanterías de madera son más proclives a la aparición de insectos. Por este motivo, deben limpiarse diariamente.

En el caso de los libros:
1. Tratemos de no usar aspiradora, a menos que la acumulación de polvo sea enorme. De ser así, colocar la aspiradora en su potencia más baja.
2. Usar un plumero tampoco resulta útil, ya que lo único que hace es cambiar el polvo de lugar.
3. Lo ideal es utilizar trapos “atrapapolvo”, que atraen el polvo magnéticamente. Su gran ventaja es que no dañan la superficie al utilizarse siempre en seco.
4. Si el polvo se encuentra en el lomo del libro, debemos utilizar un cepillo cerdas suaves (puede ser uno de bebé).
5. Si la cubierta del libro es de cuero, podemos aplicar con un paño de algodón que no suelte pelusa una cantidad mínima de vaselina para hidratar la piel. Luego se frota continuadamente para que el libro luzca como nuevo. Las cubiertas con brillo pueden limpiarse con limpiavidrios o producto multiuso para superficies: sólo una cantidad mínima aplicada sobre un trapo.

Por tanto, realizando la limpieza en las estanterías con un paño húmedo y limpio con frecuencia, creemos que debería ser suficiente